PUENTE SINGULAR ENTRE VALDEBEBAS Y LA T4

Share
  • UBICACIÓN VALDEBEBAS. MADRID
  • FECHA 2011
  • EN COLABORACIÓN CON FRANCISCO DOMOUSO / LORENZO FERNÁNDEZ-ORDÓÑEZ / FRANCISCO MILLANES MATO
  • OTROS COLABORADORES JUAN TRUJILLO

El puente proyectado es deliberadamente objetual con unas formas claras y precisas, más cerca de los diseños industriales o de la industria de la aviación, que de las con sabidas geometrías de las tipologías estructurales de puentes. La influencia del aeropuerto ha inspirado las formas aerodinámicas del puente, la concepción en lámina, o cáscara, metálica del tablero, la elección de la pintura de aluminio metalizada que le confiere un aspecto material próximo al de la cubierta de la T4. 

El puente responde asimismo a una concepción estructural potente y rotunda, de la que se derivan sus principales virtudes de claridad y simplicidad formal, pureza estructural y geometría dinámica,sugerente y atractiva. Un puente con un carácter geométrico muy peculiar, casi aeronáutico, cuya forma se desarrolla a partir de una sección variable en T invertida, asociada a una tipología estructural en arco rebajado atirantado con el tablero inferior (tipo bow-string), clásico esquema estructural que permite salvar los 150 m sin transmitir empujes al terreno.

El aspecto formal más relevante y singular del diseño se desarrolla a partir de un doble"diagrid" o malla estructural permeable, de la que cuelga el tablero del arco y que, como plano de gran rigidez, materializa el alma, en malla o celosía, de la gran viga de altura variable en que se transforma el arco atirantado. El diagrid se diseña en doble plano en cada lateral de la espina dela estructura, conformando una cuádruple malla de calada que, al mismo tiempo que garantiza la necesaria transparencia visual, la dota de un carácter dinámico, generador de múltiples luces y sombras que reverberan y enriquecen las sensaciones visuales de las perspectivas.

La luz que a lo largo del día atraviesa la jaula formada por la malla que constituye el “diagrid” multiplicará, en función de la incidencia luminosa y del punto de vista del viandante o conductor, el rico juego de transparencias, reverberaciones, luces y sombras arrojadas de la celosía, en un efecto que recuerda, y se inspira, en las creaciones escultóricas de Eusebio Sempere. 

Por la noche, la fachada del “diagrid”, al alojar las luminarias en su volumen interior, entre los dobles planos laterales, se convierte en un espacio iluminado, a modo de malla o jaula, en la que se contiene la luz.

El puente salva mediante una estructura singular 150 m de luz entre estribos, y está llamado a ser una referencia urbana de primer orden, la mejor puerta de acceso a la T4 del Aeropuerto de Madrid. Una seña de identidad,entre hitos urbanísticos y arquitectónicos de la talla de la Nueva Ciudad de la Justicia de la Comunidad de Madrid, la nueva Ciudad Deportiva del Real Madrid,la Ampliación de los Recintos Feriales y la propia T4.